¿El ecoturismo es un peligro para la vida de los animales salvajes?

¿El ecoturismo es un peligro para la vida de los animales salvajes?

Son simpáticos, parecen amistosos, como una mascota, solo los vemos en libros o documentales y por eso, al verlos en vivo y en directo, para muchos es inevitable intentar llamarles la atención y buscar la selfie perfecta. Pero… ¿saben los turistas a lo que se exponen?

En Parques Nacionales, Provinciales y Reservas Naturales, una y otra vez se suscita el mismo problema: la irresponsabilidad de los turistas con los animales salvajes. Querer agarrarlos para una foto, molestarlos y alimentarlos son algunas de las situaciones con las que lidian cotidianamente animales y guardaparques.

coaties-iguazuHay advertencias, carteles, folletos o se anuncia por altavoces, pero aún así ocurren situaciones que ponen en peligro la vida de los animales pero también la de los humanos.

En Puerto Iguazú, el Parque Nacional Iguazú, la problemática está en aumento. Los animales salvajes no entienden de reglas. Ellos buscan el alimento, los turistas le ofrecen y cuando no lo hacen, intentan obtenerlo de todas maneras. Así, hubo casos de personas heridas por coatíes (tienen unas larguísimas y afiladas) y se tuvo que cambiar cuatro veces el sistema de los cestos de basura porque aprenden a abrirlos. Esto perjudica la salud de los animales pero también altera la vida en la selva, ya que ellos no buscan su alimento naturalmente.

zorro-colorado-parque-nacional-tierra-del-fuegoEn Ushuaia, el Parque Nacional Tierra del Fuego también advirtió sobre alimentar a los zorros. Los turistas se acercan, los animales se vuelven más confiados pero no dejan de ser salvajes, así es como al intentar dar una caricia o acercarse para una foto pueden morder por creer que tienen comida o por sentirse amenazados. A pesar de los carteles explicativos, en el hospital local se atendieron varios casos de mordeduras.

En diversos Parques y Reservas del noreste argentino,  los monos también se convierten en una preocupación. Se vuelven más agresivos e incluso roban objetos de valor intentando obtener comida.

Ser un visitante responsable es parte fundamental del ecoturismo. Si queremos continuar disfrutando de paisajes y poder ver en vivo a estos animalitos, es fundamental cuidarlos y respetar el medio ambiente.

Es necesario repetir
– Aunque los animales se vuelvan más confiados son salvajes y por ello, impredescibles.
– Acostumbrarlos a la comida humana hace que se vuelvan más agresivos, pudiendo robar objetos (pensando que es comida) o lastimando a las personas para obtenerlo.
– También se generan peleas entre individuos, hiriéndose gravemente.
– La aglomeración que se produce en zonas donde hay comida propicia la transmisión de enfermedades.
– Alimentarlos con la mano es especialmente peligroso ya que hay riesgo de mordeduras y ataques.

Enviar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *