El turismo de tránsito, ahorrar viajando más

El turismo de tránsito, ahorrar viajando más

Saber ahorrar en viajes es todo un arte y si querés tener unas buenas vacaciones, tenés que hacerlo bien. Conexiones, noches en destinos intermedios, combinación de numerosos medios de transporte y mucho más, todo sea por ahorrar unos pesos para gastar en destino.

En los últimos meses, creció significativamente el “turismo de tránsito” de argentinos en países limítrofes. ¿Por qué? Porque buscan reducir costos de un viaje mayor y partiendo desde aeropuertos alternativos esto es posible.

Muchas veces perder una o dos noches en algún lugar de ensueño que esté por el camino no encarece el viaje, al contrario, reduce los costos y nos permite disfrutar de otros destinos no previstos. Viajar a Europa o a Estados Unidos desde Brasil, Uruguay o Chile puede costar hasta un cuarto menos de lo que cuesta desde Buenos Aires, incluyendo estadía, comidas y hasta algunas excursiones en esos países.

Conseguir-vuelos-baratosEste año, por ejemplo, la crisis brasileña hizo que los pasajes a destinos internacionales estuvieran particularmente baratos. Con precios que rondan los $5000 a $9000 se consiguen pasajes a distintos destinos europeos, contra los $13000/$15000 que cuesta en promedio un pasaje desde Ezeiza en clase económica. Si viajan cuatro personas la diferencia es mucha.
En estos casos una opción es viajar a Puerto Iguazú (los pasajes por Aerolíneas Argentinas en clase económica rondan los $2000 y con alguna promoción se pueden conseguir hasta por la mitad de precio), pasar una noche en alguna de nuestras cabañas allí, y tomar un taxi a Foz do Iguaçu que se encuentra a muy pocos kilómetros, con excursión a Cataratas de por medio, y desde allí, partir a Europa.
Uruguay es otra alternativa, aunque con pasajes un poco más caros que Brasil, es más cercano y accesible para los argentinos.

Pero… ¿por qué salen mucho más baratas estas combinaciones? Porque en Argentina se tiene un piso mínimo para los pasajes aéreos que aumenta mucho los costos. Las aerolíneas ofrecen promociones y descuentos, pero a veces es imposible competir con los precios de otros países que se regulan por la oferta y demanda. También hay que tener en cuenta los impuestos, que son en general más altos que en otros países.

Si viajamos a San Pablo, los valores de los pasajes internacionales bajan aún más, pero por cercanía y comodidad, los argentinos prefieren partir desde Foz do Iguaçu.

Pasar, como mínimo, una noche en el destino de tránsito es necesario si se combinan varios vuelos. Si el primer vuelo se retrasa y se tiene contratado el segundo el mismo día, hay más posibilidades de perderlo.

Enviar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *