No presentarse a un vuelo de conexión te puede arruinar todo el viaje

No presentarse a un vuelo de conexión te puede arruinar todo el viaje

Cuando compramos un vuelo con conexiones, hay que leer la letra chica. No saber las condiciones nos puede traer un dolor de cabeza y, por supuesto, la “culpa” no es de la aerolínea, sino de los que no cumplen con lo contratado.

Organizar un viaje con varias conexiones de antemano a veces no es la mejor opción. A menos que sí o sí tengas que realizar esos viajes intermedios, el ahorro que hacés al comprar todo junto puede ser un problema más tarde. Si cancelás un tramo, por ínfimo que parezca, se da de baja todo. Aunque nos parezca injusto, porque nosotros compramos un pasaje completo, esto tiene una explicación para las aerolíneas.

Este problema, que es bastante más habitual de lo que pensamos, tiene que ver con políticas aerocomerciales que manejan todas las aerolíneas, en la mayoría de sus tarifas. Al no presentarse a un tramo, se cancela toda la reserva, incluyendo otros tramos intermedios y la vuelta. Esto se debe a que cada vuelo y cada ruta manejan distintas tarifas, éstas pueden variar en función de horarios, días de la semana, temporada, clase, promociones aplicadas, etc. Si la persona desea tomar otra ruta (cancelar algún tramo, por ejemplo) no corresponde que continúe con esa tarifa inicial sino que se debe buscar una que se ajuste al nuevo itinerario que eligió.

Esto puede traer recargos y, por sobre todo, dolores de cabeza. Pero tiene sentido, porque de no hacerlo, los pasajeros podrían adquirir pasajes con un destino final al que no desean ir solo porque es más económico pero con escala en su destino real, quedarse finalmente en la escala y regresar desde allí mismo.

Cuando se realiza un viaje largo y caro, estos “trucos” pueden parecer útiles para ahorrar unos pesos pero lo cierto es que son un problema para la aerolínea y por eso, las condiciones del ticket impiden estas acciones.

Si necesitás cambiar algún tramo y no querés perder los demás y la vuelta, es fundamental que te comuniques con la aerolínea para que puedan realizar las gestiones y reemitir una reserva con los tramos nuevos. Esto en la mayoría de los casos llevará cargos de gestión, penalidades o cambios de tarifa importantes. Las tarifas económicas son especialmente restrictivas. Las penalidades generalmente se indican en la web al momento de comprar el pasaje o pueden consultarse en la oficina donde se adquiere el mismo.

¿Conocías la letra chica de las reservas con múltiples tramos? ¿Alguna vez te pasó?

Enviar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *