Purmamarca, viaje un a un pueblo congelado en el tiempo

Purmamarca, viaje un a un pueblo congelado en el tiempo

Purmamarca es, quizá, una de las pequeñas localidades de la provincia de Jujuy más conocidas. Con vistas únicas de los cerros, sitios históricos y una tranquilidad única, invitan a un viaje a un ritmo de vida diferente, donde el tiempo parece detenerse.

purmamarca-feriaEl cerro de los Siete Colores es una de las postales clásicas del pueblo. Su figura emerge entre las casitas pequeñas y sorprende a los turistas. Las casas son sencillas, muchas de ellas de adobe, que conservan un estilo tradicional.

El pueblito aparece a mitad de camino entre San Salvador de Jujuy y la Quebrada de Humahuaca. Los colores que pintan las montañas y dan a la localidad su postal más típica también se replican a los pies de los cerros, con distintas gamas de colores.

Los artesanos aún realizan sus obras con técnicas ancestrales, que fueron trasmitiéndose de generación en generación. Los tejedores, por ejemplo, aún tiñen las lanas con productos naturales como la remolacha y la zanahoria. Cada una de las piezas realizadas aquí es única y contiene un legado milenario. Los diseños son muy similares a los propios de las culturas de la zona.

El clima no es benevolente. El sol quema y la temperatura durante el día es muy alta durante todo el año. La amplitud térmica también lo es, puede amanecer con temperaturas bajas y acercarse a los 30° al mediodía. Por eso hay que estar preparados: las caminatas no son fáciles.

paseo-de-los-coloradosEl Paseo de los Colorados es uno de los senderos imperdibles, de solo 3 kilómetros. Se recomienda hacerlo por la mañana, para aprovechar las horas más frescas.

El recorrido puede finalizarse con una visita a una feria de productos locales, donde puede comprarse todo tipo de artesanías y degustar platos típicos como locro y empanadas, y exquisitos dulces como alfajores de quinoa.

Saliendo del pequeño pueblo, la ruta 52 va subiendo junto al río Grande hacia la Cuesta de Lipán, desde donde se obtienen una de las mejores vistas de la región.

A 22 km de Purmamarca, se puede visitar un yacimiento arqueológico donde pueden encontrarse rastros de los primeros habitantes que llegaron a la zona. A 4000 m.s.n.m., fue una zona muy importante para el comercio local, punto de encuentro y de intercambio de productos. Muy cerca de allí, hay cuevas que aún conservan pinturas rupestres y un bosque de Cardones, con ejemplares centenarios, de gran altura.

Dónde hospedarse
Mirá acá las cabañas en Purmamarca

Enviar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *