Viaje al corazón de la Ruta 40

Viaje al corazón de la Ruta 40

Como ya hemos hablado anteriormente, la ruta 40 es un atractivo en sí mismo que permite conocer el país siguiendo la Cordillera de los Andes, pasando por numerosos Parques Nacionales, Provinciales, grandes atractivos, ciudades y pueblos. Su parte centro conecta Mendoza con Catamarca y ofrece a los visitantes paisajes y bellezas únicas.

Bardas-Blancas-MendozaEl inicio del tramo central de la RN40 está casi totalmente asfaltado, se encuentra en el río Barrancas, límite natural entre las regiones de Cuyo y Patagonia. Desde allí, se realizan casi 400 kilómetros hasta San Rafael, Mendoza. Este recorrido es sinuoso y de altura, hay que tomar las precauciones necesarias para realizarlo.

Hay un pequeño tramo de ripio, de poco más de 30 kilómetros. Donde comienza el ripio puede tomarse un desvío por la RP180 para visitar la Reserva Provincial El Payén y ver los volcanes de la zona.

Volviendo a la RN40, continuando unos 90 kilómetros, encontrarás la pequeña localidad de Bardas Blancas, donde pueden verse un Bosque Petrificado, la Reserva Provincial Caverna de las Brujas o tomar la RN145 que conduce al paso con Chile.
malargueSaliendo de Bardas Blancas, la ruta comienza a subir para luego bajar sinuosamente por la Cuesta del Chihuido, y poco después, Malargüe.
Conocida por su cercanía a Las Leñas, ofrece muchas posibilidades para el esquí y otros deportes de invierno, pero también otras actividades. Es la puerta de acceso a los volcanes de la Peyunia.

La ruta continúa hasta El Sosneado, un pequeño pueblo ubicado a orillas del río Atuel, pero el tramo de la RN40 de aquí en más se encuentra en mal estado, con caminos de cornisa angostos y ripio, y falta de servicios, es recomendable tomar la RP144 hasta San Rafael y desde allí, la RN143 hacia el norte, permite conectar con Pareditas y continuar por la RN40.

R-o_Diamante_San_Rafael_MendozaSan Rafael es la puerta de entrada a uno de los grandes atractivos de Mendoza: el Cañón del Atuel, un accidente geográfico que, modelado por el viento y el agua, presenta figuras talladas en las piedras. En esta zona se combinan el enoturismo, las actividades de turismo aventura como rafting, kayak, buceo y escalada, el senderismo, entre otros. Valle Grande es un pareja cercano a la ciudad que permite un contacto aún más cercano con esta impersionante naturaleza, además de un entorno 100% relax.

Al llegar a Pareditas, comienza el Valle del Uco, con sus frutales y viñedos característicos. A 150 kilómetros, se encuentra Tunuyán, la ciudad más destacada del valle.
Saliendo de Tunuyán, te encontrarás con uno de los pocos trayectos de la RN40 que fueron convertidos en autovía, que va hacia Mendoza capital.
Luego de 50 kilómetros aprox., se puede continuar con la RN7 rumbo a Uspallata y el Cristo Redentor, en la frontera con Chile.

Valle-del-Uco-MendozaPocos kilómetros más adelante, se encuentra Mendoza capital. Como gran ciudad, es un importante centro económico, cultural y posee numerosas atracciones para los turistas. Haciendo base aquí, es posible visitar localidades cercanas, hacer excursiones a Altas Cumbres y mucho más.

El último tramo de este recorrido por el corazón de la RN40 es el que une Mendoza capital con Guandacol, un pueblito agreste en el norte de la provincia de La Rioja. Son aproximadamente 430 kilómetros de ruta asfaltada. A poco más de 150 kilómetros se encuentra San Juan capital.

JachalEn el empalme con la RN150 puede continuarse hacia el este para visitar los Parques de Ischigualasto y Talampaya o al oeste para llegar a Jachal. Volviendo a la 40 y llegando a Huaco, la ruta comienza a subir y bajar constantemente, con badenes. Hay que tener en cuenta que este tramo es árido y solitario. Solo restan 100 kilómetros para llegar al final del trayecto.

¿Ya conocés el corazón de la RN40? ¡Contanos qué atractivos no pueden perderse los visitantes!

Enviar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *